10 importantes razones para empezar a tener tiempo para el silencio, el descanso y la soledad

 

Es increíble como nos desconectamos del motor del aire acondicionado y del refrigerador – el silencio súbito es un sorpresivo indulto. De la misma manera, nos volvemos sordos al constante zumbido de nuestro mundo saturado en tecnología.

Los usuarios de Smartphones revisan su celular cada 6,5 minutos, lo que resulta en alrededor de 150 veces al día. El silencio se reemplaza con la cacofonía de la comunicación, y la soledad es reemplazada con los medios sociales.

Ciertamente son especies en peligro de extinción: el silencio y la soledad; y aún así se encuentras grandes revelaciones y beneficios en ellas. Aquí hay diez:

1. Evitan el Agotamiento

Muy seguido, nuestra cultura adjudica valor a partir de la productividad. Ya sea preguntando qué puede hacer tu país por ti, o lo que tú puedes hacer por tu país, la pregunta sigue siendo – ¿qué puede hacerse? Es un pasaje solo de ida al agotamiento.

La soledad nos permite un descanso de la tiranía de la productividad. Y antes que estar en oposición, hacer nada ayuda al hacer mucho. Promega es una compañía con “terceros espacios” en el trabajo adonde los empleados pueden ir a tomar un descanso en soledad y meditar en luz natural. Los beneficios a la salud resultan en mejores niveles de productividad para la compañía. Y harán lo mismo por nosotros.

2. Aumentan Tu Sensibilidad

Para muchos, intentar pasar diez días en silencio podría ser parecido a caminar sobre la superficie del agua. Los retiros silenciosos de Vipassana son exactamente eso; a los participantes se les instruye abstenerse de leer, escribir, o tener contacto visual.

Cien científicos fueron a uno de estos retiros para una investigación, y notaron que cortar la habilidad de hablar aumenta la consciencia de otras áreas. Empezando con la respiración, esa concentración y sensibilidad luego se transfieren a la vista, los sonidos, las sensaciones, pensamientos, intenciones y emociones.

 

3. Disuelven los Problemas de Mañana

Alan Watts argumenta que nuestra frustración y ansiedad se encuentran arraigadas en estar desconectados – vivir en el futuro, lo que es nada más que solo una ilusión.

El silencio trae a nuestra consciencia de vuelta al presente – donde se vive la felicidad concreta. Watts hace la distinción entre nuestra consciencia básica e ingeniosa; la última hace predicciones basadas en nuestras memorias, que se ven tan reales para la mente que nos quedamos atrapados en abstracciones hipotéticas. Planea nuestras vidas con felicidad abstracta, pero esa felicidad abstracta es una decepción bastante real. El futuro se queda corto comparado con lo que puede entregar el presente. El silencio y la soledad nos sacan de eso y nos sumergen de nuevo en el presente.

 

4. Mejoran la Memoria

Combinar la soledad con un paseo por la naturaleza causa crecimiento cerebral en la región del hipocampo, resultando en una mejor memoria.

Evolucionistas explican que estar en la naturaleza despierta nuestra memoria espacial de la misma manera en que lo hacía con nuestros ancestros cuando salían a cazar – recordar dónde estaban la comida y los depredadores era esencial para la supervivencia. Tomar un paseo solos le da al cerebro concentración ininterrumpida y ayuda con la consolidación de la memoria.

 

5. Fortalecen la Intención y la Acción

La psicóloga Kelly McGonigal dice que durante el silencio, la mente es más capaz de cultivar una forma de intención mental que luego nos motiva a tomar acción.

El silencio intencional nos pone en un estado mental de reflexión y desconecta nuestra mente intelectual. En ese punto McGonigal dice que te hagas tres preguntas:

“Si cualquier todo fuera posible, ¿qué me gustaría tener o crear en mi vida?”

“Cuando me siento más valiente e inspirado, ¿Qué quiero darle de vuelta al mundo?”

“Cuando soy honesto de cómo sufro, ¿con qué quiero hacer las paces?”

Remover a esa mente crítica le permite a la imaginación y las emociones positivas construir una intención subconsciente y ponerle más combustible a nuestras metas. McGonigal explica, “cuando te enfocas en la práctica de entender estas cosas en cierto sentido, empiezas a recibir imágenes y memorias e ideas que son diferentes a si hubieses intentado responder esas preguntas intelectualmente.”

6. Incrementan la Conciencia de Uno Mismo

La reacción visceral de maldecir a un ser querido o de sobre-disciplinar a nuestros hijos con frecuencia es seguida de arrepentimiento. Pasa cuando estamos completamente dominados por nuestras acciones, y sin pensar racionalmente.

 

En el silencio, hacemos espacio para la que nuestra consciencia de nosotros mismos tome el control de nuestras acciones, más que estar bajo su control. Este recreo de las voces externas no pone en armonía con nuestras voces internas – y son esas voces las que guían nuestras acciones. La consciencia nos lleva al control. Practica convertirte en un observador de tus pensamientos. La voluntad humana es fortalecida cada vez que elegimos no responder a cada pensamiento que pide una acción.

 

7. Hacen Crecer a Tu Cerebro

El cerebro es el órgano más complejo y poderosos, y como los músculos, se beneficia con el descanso. Estudios por la Universidad de Los Ángeles California muestra que tiempos regulares dedicados a desconectarse, sentarse en silencio, y descansar mentalmente mejoran la “circunvolución” de la corteza y mejoran nuestra habilidad para procesar información.

Dejar tan poco como 10 minutos para sentarte en tu auto y visualizar un paisaje pacífico (bosque lluvioso, nieve cayendo, playas) espesará la materia gris de tu cerebro.

 

8. Te Dan Momentos “Eureka”

 

El proceso creativo incluye una etapa crucial llamada incubación, donde todas las ideas a las que nos hemos expuesto se juntan, mezclan y marinan – y luego producen un momento eureka o “A-já.” ¿El secreto de esta incubación? Nada. Literalmente; desconectarse del trabajo y tomar un descanso. También es el elixir para los bloqueos mentales.

Lo que típica mente se ve como soñar despiertos inútilmente ahora se ve una experiencia esencial. El profesor Jonathan Schooler de la Universidad de Santa Bárbara California dice que “soñar despierto y el aburrimiento parecen ser una fuente para la incubación y el descubrimiento creativo del cerebro.

 

9. Ayudan a Dominar la Incomodidad

Justo cuando has encontrado un lugar callado para sentarte solo y reflexionar, te vas a empezar a sentir incómodo. Pero muchos profesores de meditación te dirán que te abstengas de irte, y respires a la experiencia hasta que se te pase. Junto con traer de vuelta a tu mente de los pensamientos distractores y a tu respiración, estas prácticas durante el silencio y la soledad ayudan a crear mejor auto-disciplina.

 

10. Te Limpian Emocionalmente

Nuestro mecanismo de vuelo nos hacer huir no solo de las dificultades físicas, pero también de las emocionales. Ignorar y enterrar emociones negativas, sin embargo, solo hace que se manifiesten como estrés, ansiedad, enojo, e insomnio.

Estrategias para dejar salir la turbulencia emocional incluyen sentarse en silencio y pensar en detalle sobre lo que desencadenó la emoción negativa. La clave es hacerlo como un observador – salir de ti mismo como si estuvieses haciendo un reportaje para un periódico. Es una técnica de visualización usada por psicoterapeutas para separar a una persona de sus emociones, lo que te permite procesar la experiencia objetiva y racionalmente.

Imágenes graciosas, Frases, Memes, Videos graciosos... para compartir en las redes sociales? Click aquí
Ideas de regalos originales para mujeres? Click aquí