20 Hábitos que pueden afectar seriamente tu relación

Aunque a veces los malos hábitos en una relación pueden parecer insignificantes, con el tiempo pueden llegar a sumarse y afectarla seriamente. Con frecuencia, la gente puede llegar a subestimar lo que aparentemente son malas costumbres que no tienen gran importancia, pero la verdad es que esto puede llegar a ser realmente dañino para una relación. Si normalmente incurres en este tipo de hábitos y malos comportamientos debes detenerte y empezar a cambiar para que en vez de perjudicar la relación la fortalezcas.

Captura de pantalla 2014-09-05 a la(s) 9.10.03

1. Quejarte Mucho

Varios estudios aseguran que quejarse, es el factor número uno que hace que los hombres se sientan insatisfechos con sus relaciones. No incomodes a tu pareja. Acuérdate que no tienen que hacer las cosas de acuerdo con tu horario, y quejarte sólo hará que la situación empeore.

2. Descuidarte a ti mismo

No serás una buena pareja si no te cuidas a ti mismo. Las mejores relaciones están compuestas por personas que cuidan su salud emocional, física y espiritual. Cuídate porque así podrás dar lo mejor de ti en la relación.

3. Acostumbrarte a tu pareja

Cuando llevas mucho tiempo en una relación es muy fácil que se vuelva una costumbre. Tómate el tiempo de apreciar a tu pareja todos los días y así podrás darte cuenta de lo afortunado que eres.

4. No saber escuchar

Puede ser fácil fingir que pones atención o decir que estás de acuerdo con tu pareja sin escuchar lo que en realidad te está diciendo. No saber escuchar es uno de esos malos hábitos que pueden causar muchos problemas en la relación. Trata de mejorar la comunicación para que realmente escuches lo que tu pareja quiere decirte.

5. Evadir los problemas y las discusiones

Cuando ignoras un problema este no desaparecerá. De hecho estos éstos empeoran cuando no los enfrentas, no evites los problemas en una relación, al contrario debes estar dispuesto a afrontarlos con madurez.

6. No tener una buena comunicación

Fingir que estás de acuerdo con tu pareja cuando realmente no lo estas estás, no es saludable para la relación, porque a medida que pase el tiempo esto generara generará sentimientos de ira y resentimiento. Debes hablar y compartir tus sentimientos de forma respetuosa.

7. Probar la lealtad de tu pareja

No pongas a prueba la lealtad de tu pareja. Lo más seguro es que esto sea contraproducente en el futuro. En vez de hacer esto, enfócate mejor en lo leal que tú puedes llegar a ser.

8. Quejarte con los demás de tu pareja

No llames a tu mamá o a tu mejor amigo para quejarte de tu relación. Si estas aburrido o hay algo que no te gusta de su comportamiento, habla directamente con esa persona.

9. No saber manejar el tiempo entre familia y amigos

Pasar tiempo con los amigos y la familia es algo normal. Sin embargo, si pasas mucho tiempo con otras personas, puedes descuidar tu relación. Enfócate para que puedas encontrar el balance perfecto de tu tiempo, esto ayudará a no descuidar la relación.

10. Utilizar la ley del hielo o del silencio

La ley del hielo o del silencio es una táctica pasiva-agresiva que puede perjudicar la relación. A menudo buscas controlarte pero no tratas de calmarte. Lo mejor es buscar una solución más adecuada para cualquier problema.

11. Llevar las bromas al extremo

Aunque las bromas y las charlas pueden ser un poco divertidas, llevarlas al extremo puede realmente afectar la relación. No te burles de tu pareja en frente de otra gente, y cuando esa persona te diga que pares de bromear o de hacer charlas no continúes haciéndolas.

12. Decir “Mentiras Piadosas”

Lo peor que puedes hacer es mentir. Hasta esas pequeñas mentiras piadosas pueden llegar a perjudicar seriamente tu relación. Si no eres honesto acerca de cuánto gastaste en las compras o a donde fuiste, esto podría destruirla.

13. Solo pensar en tu felicidad

Muchas veces la gente se enfoca en lo que está recibiendo en una relación y no en lo que está dando. Si eres feliz o no, haz un esfuerzo en hacer feliz a tu pareja.

19. Llevar siempre las cuentas

No lleves las cuentas de quién obtuvo que o a quién le pertenece el siguiente turno. En lugar de hacer esto enfócate en trabajar juntos, como un equipo, esto mejorará la relación.

20. Hacer escenas en público

Armar un escándalo en un restaurante, gritar en la calle o hacerle la ley del hielo en la fiesta de un amigo, puede ser muy perjudicial. Evita hacer escenas en público, mantén los problemas de la relación en privado.