Alcanzamos Otro Alarmante Peldaño En El Cambio Climático

“Es el equivalente planetario a ir al doctor y escuchar que tu colesterol está por los cielos,” dice Bill McKibben, cofundador del grupo 350.org

En mayo del 2013, por primera vez la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera llegó a 400 partes por millón. Hoy, los científicos dicen que desde ahí, ese número ha estado constantemente sobre 400 ppm.

carbon-pollution-block-sun

Este número es el más alto que ha habido en millones de años, dijeron el científico Pieter Tans y la administración del laboratorio de monitoreo y diagnóstico Oceánico y Atmosférico Nacional.

Partes por millón o ppm, es la medición del radio entre dióxido de carbono y otros gases en la atmósfera. El dióxido de carbono es sólo un tipo de gas del efecto invernadero que atrapa el calor, pero es el más emitido por actividades humanas y perdura en la atmósfera por mucho tiempo. Existe una fluctuación estacional típica en las partes por millón de dióxido de carbono según los científicos que miden los niveles. Lo que explica por qué, luego de llegar a 400 ppm por primera vez en la historia en Mayo del año pasado, los niveles bajaron y luego volvieron a subir a mediados de Marzo y se han mantenido por todo abril.

o-KEELING-201314-570o-MARCHAPRIL14-570

El 20 de Abril de 2014, el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera era de 401.17 partes por millón. La figura se basa en las lecturas del Observatorio Mauna Loa en Hawaii. Los científicos que monitores los niveles de dióxido de carbono esperan que los niveles se mantengan por sobre las 400 ppm hasta finales de Junio o Julio.

Tans dijo que el nivel de CO2 en la atmósfera está aumentando a una tasa que es al menos 100 veces más rápida de lo que ha sido registrado. En algún punto el próximo año o el siguiente, basado en la tasa de crecimiento de hoy en día, los niveles de CO2 serán sobre los 400 ppm y no se espera que bajen de ese número.

La cantidad de dióxido de carbono que es absorbida naturalmente desde la atmósfera varía según la época del año, dice Tans. Durante el final de primavera y principio de verano en el hemisferio norte, los árboles y plantas absorben más CO2. Pero como las emisiones de gases generadas por los humanos aumentan, esos ciclos ya no absorben lo suficiente. “Estamos básicamente saturando los procesos naturales de la Tierra”, dijo Tans

Charles David keeling, un científico de la Universidad de California, San Diego, comenzó a medir diariamente los niveles de dióxido de carbono en Manua Loa el año 1958. Los registros del aumento de los niveles de CO2 en el observatorio son hoy día conocidos como “Curva de Keeling”. Su hijo, Ralph Keeling, es ahora director del programa de CO2 en la institución de oceanografía de la UC-San Diego “Scripps” y ha continuado registrando los niveles desde la muerte de su padre el año 2005.

Manua Loa, Hawaii

El joven Keeling dice que la importancia de que los niveles estén por sobre los 400 ppm es mayoritariamente sicológica. Mientras no hay una diferencia substancial entre el impacto de 395 ppm y 405 ppm, al cruzar esa línea es imposible ignorar que algo serio está pasando.

“Creo que la gente acepta la realidad de que el CO2 está aumentando, pero no entiende que significa cuantitativamente, espero que la gente recuerde este momento para que cuando escuchen que el dióxido de carbono aumentó a 420 partes por millón en algunos años, digan: ‘recuerdo cuando eran 400′”.

Basados en las tendencias actuales, 420 ppm no es un número muy lejano a la realidad. Actualmente, los niveles de dióxido de carbono están aumentando en 2 partes por millón al año. Y pocos países han indicado que planean bajar las emisiones en un futuro cercano — al menos, no lo suficiente para afectar la trayectoria en la que está el planeta hoy.

“Creo que el aumento acelerado que estamos viendo en este momento, nos llevará fácilmente a 450 partes por millón,” dijo Keeling. “Y diría que luego, estabilizarnos antes de llegar a 500 ppm no será fácil.”