Este chico comparte en este espejo algo particular… Y es algo mucho más fascinante que su reflejo

Kyle McDonald pasó 8 meses compartiendo fotos de la gente de Anyang, Corea del Sur y Yamaguchi, Japón. Al visitar la instalación en cualquiera de las dos comunidades, el “espejo” (con una pantalla atrás) reconoce tu expresión y pone en tiempo real una foto de alguien que alguna vez se puso en frente de la cámara. Miles de personas han visitado su obra, y se han visto a ellos mismos reflejados en la cara de otra persona.

Deja un comentario