Japón busca retomar la caza de ballenas en la Antártica para 2015

Pese a que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió a principios de año una sentencia que prohibe a Japón cazar ballenas en el océano Antártico, el país anunció que está pensando retomar la práctica en 2015. La semana pasada se dio a conocer un nuevo proyecto para seguir cazando ballenas y que asegura tener un “enfoque más científico” que el gobierno pretende dar a conocer en la Comisión Ballenera Internacional (CBI), a fines de septiembre. Un responsable de la agencia de pesca japonesa señaló al respecto a AFP, que “Con este plan sólo tendremos como objetivo los pequeños rorcuales del Antártico“.

En marzo de este año la CIJ dictaminó que Japón debería renunciar a la caza en el Antártico ya que, según señalaron los jueces, Japón realizaba “una caza comercial ilegal, disfrazada de actividad científica”. Esto debido a que el país asiático alegaba que las ballenas que cazaban tenían fines científicos, apoyándose del resquicio legal que tiene la moratoria mundial contra la caza de ballenas de 1986 que permite su captura solo en casos que se utilicen en estudios científicos.

f78fcfaeaeda030c500f6a706700951c

Hasta antes de la decisión del CIJ emitida a fines de marzo, el país ya había capturado 850 ejemplares de ballenas minke (rorcual aliblanco), 50 de ballena jorobada y 50 de rorcual común, en el marco de su programa Jarpa II.

Ya en junio el primer ministro japonés, Shinzo Abe, había adelantado que aumentarían sus esfuerzos para reanudar la caza de ballenas en esta zona y señaló que las localidades niponas que practican esta pesca tradicional respetan y aprecian las ballenas, asimismo  rechazó la “percepción exterior” que señala a la caza de estos mamíferos como un acto “sin piedad”.

Hasta el momento, Japón continúa la actividad en el Pacifico Norte y en sus aguas territoriales, una zona que no entra en el marco de la sentencia de la CIJ.

¿Qué ocurre con los cadáveres de ballena?

En algunas ocasiones, sobre todo en casos en los que los cuerpos de ballenas varadas quedan en las costas, ocurre un fenómeno donde el cuerpo de estos grandes mamíferos comienza a descomponerse y a llenarse de calor y gases. Esto produce una gran presión en el interior de la ballena y luego, cuando hay que abrir  y cortar el cadáver en pedazos más pequeños y fáciles de transportar, este gas sale con mucha fuerza en forma de explosión.

Aquí puedes ver un video, bastante gráfico, que evidencia el fenómeno: