La “cubeta de hielo” ha terminado oficialmente gracias a que Patrick Stewart hace el desafío de la manera correcta

Cuando el desafío comenzó, las reglas eran sencillas: donar dinero para la lucha contra la ELA o volcar un cubo de hielo en la cabeza. Fue pensado como un incentivo para ser caritativo, pero evoluciono como algo distinto. Esta es la manera correcta de hacerlo.
Gracias señor.