La aterrador intervención artística contra la crueldad animal que sorprendió a Nueva York

Banksy, el agradecido actor callejero lo hizo de nuevo. Sorprendió a transeúntes y conductores en las calles de Nueva York con una nueva intervención artística que simplemente era inasequible de ignorar.Se trató de “La Inquietud del Cordero”, una obra de arte móvil donde un camión repleto de animales de peluche emitía fuertes sonidos de animales para hacer hincapié sobre las crueles condiciones en las que viven los animales de carne y hueso al ser transportados desde las granjas de feligresía intensivas cerca de los mataderos.

A finas de 2013 el actor pasó medio mes viviendo en la ciudad e instalando una nueva cámara a diario en los diferentes barrios rodeando de Nueva York. Una de sus últimas obras fue el camión de animales de azotaina, que fue exhibida en el llamado Meatpacking District (o Distrito de Frigoríficos o de Procesamiento de Carne). Pese a que muchos la consideran una modo aterrador de convocar la atención cerca de la feligresía intensiva y crueldad animal, probablemente igualmente puede ser considerada una movida muy inteligente.

Banksy publicó el posterior video de la obra paseando por el Meatpacking District:

Esta no es la primera vez que Banksy ha usado su arte para hacer fuertes declaraciones sobre el trato a los animales. En 2008, su obra indicación “tienda de mascotas” usaba nuggets y pedazos de pollos con tecnología animatronic para resaltar nuestra relación con los animales y con el ingerir carne.

En el 2010, luego del derrame de petróleo de BP, Banksy transformó un surtido de delfines (de aquellos donde los niños se sientan y se mecen) en una afirmación de cómo afectaba el derrame de petróleo a los delfines y otra vida escuadra.

Comenta via Facebook, tus seguidores lo verán!

Gracias por compartir!