La Primera Vez, Llamó A Una Ambulancia Para Su Hijo. La Segunda Vez, Usó Una Almohada.

Mucha gente alrededor del mundo se pregunta por qué no tienen control sobre uno de los hechos más trascendentales de sus vidas.
Algunos lo llaman asesinato. Ella lo llama “amor incondicional de una madre”.

Comenta via Facebook, tus seguidores lo verán!