Los carteles que ves de personas pidiendo dinero en la calle ahora tienen un brillante nuevo propósito.

Un nuevo proyecto de caridad toma los carteles de cartón hechos por las personas sin hogar de la ciudad de Barcelona para convertirlos en fuentes descargables.
Homeless Fonts funciona al juntar la escritura a mano de algunos (hasta el momento 10)  hombres y mujeres sin techo y transformarla en una fuente gráfica de escritura para que estuviera lista para la venta. El uso de las fuentes creadas fue principalmente vendida a marcas que quisieron ayudar y mostrar algo menos parecida a la típica “Helvetica”