Los otros chicos lo molestaban, hasta que se dieron cuenta de la VERDAD sobre por qué cantaba.

Este niño era víctima de bullying en la escuela porque su música no sonaba bien. Pero un día los otros chicos pasaron por al lado cuando cantaba en la calle y supieron la verdad detrás de su canción.