Observa lo que ocurre con un cadáver de ballena bajo presión

Las ballenas son uno de los animales más grandes que existen en la Tierra, por lo que cuando aparecen muertas en las orillas de las playas no es fácil remover sus restos. Debido al gran tamaño, la ballena debe ser cortada en pedazos más pequeños y fáciles de transportar.  Pero el acto de cortar el cadáver representa otro obstáculo: cuando los cadáveres son perforados pueden explotar.

Desde el momento en que una ballena muere, esta comienza a descomponerse. Los órganos internos y toda la comida que fue consumida antes de su muerte, se pudren y aparecen bacterias que generan calor y gases. Todo esto crea una gran presión en el interior de la ballena y cuando biólogos o científicos deciden cortar en pedazos el cadáver para removerlo o estudiarlo, el gas sale con mucha fuerza y puede acarrear sangre y órganos internos en dicho proceso.

En este fenómeno se involucran tres tipos de gases: metano, amoníaco y sulfuro de hidrógeno. Como es posible imaginarse, esta combinación genera un olor desagradable. El metano es un subproducto de la digestión, el amoníaco es lo que le da un olor distintivo a la orina de los gatos y el sulfuro de hidrógeno es aquel gas que huele similar a huevos podridos. En resumen, la experiencia es algo así como una gran bomba del tamaño de una ballena que expulsa con sangre, entrañas y un olor a orina de gato y huevos podridos mezclados.

Mira este sorprendente, y obviamente gráfico, video de un cadáver de ballena que apareció en laFaroese Broadcasting Corporation. Menos mal que la persona en el video estaba usando un impermeable…