Planta estos 6 vegetales solo una vez y podrás cosecharlos año tras año

asparagustips.jpg.662x0_q100_crop-scale

Por lo general los huertos caseros tienden a estar llenos de vegetales de ciclo anual que necesitan plantarse cada año nuevamente desde la semilla. Si bien esas verduras pueden valer el tiempo y energía que toma cultivarlas, plantar ciertos vegetales perennes en tu jardín podría llevar comida a tu mesa por mucho menos esfuerzo.

A menos que vivas en una región con una temporada anual de cosecha, necesitarás plantar tus tomates y pimientos (que son perennes por naturaleza), nuevamente cada primavera. Esto porque no pueden soportar las temperaturas extremas del invierno, pero hay otros vegetales que sí pueden sobrevivir al frío y volver a la vida en cuanto la temperatura de la tierra es la adecuada. Al dedicar un par de espacios para plantar los vegetales perennes, se puede acumular una gran producción alimenticia en un área pequeña.

Conoce 6 vegetales que sólo necesitan plantarse una vez para cosecharlos año tras año:

1. Espárrago

esparragos

Probablemente este delgado y hermoso brote es el más conocido dentro de la clasificación y uno de los más codiciados. Por eso se explica su alto precio en las verdulerías. No es de cosecha rápida porque se demora en madurar, pero una vez establecido, el espárrago es capaz de proveer delicias frescas cada año. Si bien es posible empezar a cultivar espárrago desde las semillas, puedes acelerar el proceso de la primera cosecha en un año o dos al plantar tallos maduros. Los tallos son muy comunes en centros de jardinería durante la primavera, o si conoces a alguien que también cultiva espárragos, puedes pedirle que te dé algunos tallos cuando cultive su producción.

2. Tupinambo

Jerusalem_Artichokes_tubers

También conocido como pataca, son parientes de los girasoles y producen un tubérculo comestible que es crujiente y dulce. Al igual que una papa, este vegetal perenne se puede comer crudo o cocido, su sabor es usualmente comparado al de las nueces. La planta del tupinambo puede crecer muy alto, similar a como hacen los girasoles, por lo que es muy apropiado plantarla en las esquinas del jardín.Mientras que algunos de sus tubérculos se recolectan en el otoño, otros tienen que dejarse enterrados o replantarlos luego de cosechar, para el año próximo.

3. Legumbre papa

legumbre-papa

Conocido también como papa de la india, es uno de esos vegetales perennes que no atraen mucha atención, pero es un gran aporte para cualquier jardín. La legumbre papa es una perenne trepadora queproduce tanto habas, como también tubérculos comestibles y es nativa de la región oriental de Estados Unidos. Las parras crecen casi 2 metros de altura y se van convirtiendo en enredaderas. Durante el otoño es la época ideal para cosechar la legumbre papa y al igual que el tupinambo, es recomendable dejar algunos tubérculos enterrados para el próximo año.

4. Alcachofa

alcachofas

Pese a que no son los vegetales más suaves y tiernos, sí entregan un delicioso fondo que a todos les gusta. Cultivar alcachofas sí ocupa mucho espacio en la huerta, ya que pueden crecer hasta 2 metros de altura. Y como muchos vegetales perennes, requieren un par de años antes de que maduren completamente y empiecen a dar exquisitos frutos para tu mesa. De igual modo que otros perennes, se pueden cultivar desde semillas o tallos que puedes obtener en una tienda de jardinería.

5. Ruibarbo

24-ruibarbo

Este vegetal perenne no sólo es comestible, si no que es un colorido adorno para tu huerto, el cual viene en variedades de rojo, rosado y verde. Es más fácil y mejor plantar ruibarbo desde un tallo, el cual se puede comprar en una tienda de jardinería y debiera dejarse crecer por varios años antes de cosecharlo. Con su fruto se pueden preparar las más exquisitas tartas de ruibarbo y frutilla. Solamente los tallos son comestibles y, aunque las hojas son tóxicas para los humanos, son un gran aporte para el abono.

6. Rábano 

rabano-xl-668x400x80xX

Aunque es más parecido a un condimento, también podría considerarse una verdura. Esta planta perenne pertenece a la familia de la mostaza y es una especie obligatoria para todos los amantes del sushi y los sabores fuertes. Tanto las hojas del rábano como los pequeños brotes blancos son un tanto desabridas, pero el intenso sabor por el cual este condimento es muy popular proviene de la raíz. Un sabor tan penetrante que logra sacar lágrimas en ciertas personas que los comen. Como las raíces del rábano tienen un crecimiento tan acelerado, podrían apropiarse de todas las raíces el huerto,. por lo mismo es mejor retirarlas todas al momento de cosechar. El momento ideal para hacerlo es en otoño y sólo se recomienda dejar plantadas raíces que sí se vayan a cultivar durante el próximo año.