Qué pasaría si el simpatía de tu vida aparece 23 abriles a posteriori mirándote a los fanales sin departir?

Esta es una verdadera historia de simpatía entre una serbia (Acuarela Abramovic) y un teutónico (Ulay). Una pareja de artistas que se conocieron allá por el 76´ en Ámsterdam.

Fue un simpatía a primera pinta y juntos se potenciaron creativamente dedicándose en cuerpo y alma a hacer performances poniendo el foco en la conceptualización de lo humano.

Luego de conducirse varios abriles juntos vieron que la relación llegaba a su fin y de popular acuerdo hicieron la última performance titulada “Los  amantes”. La idea era que Acuarela y Ulay empezaban a caminar por separado los dos extremos de la Gran Muralla China para luego encontrarse, abrazarse y despedirse para siempre.

Luego se separaron por 23 abriles, hasta que un día Acuarela realiza en el MOMA su performance “El intérprete está presente” que básicamente consiste en mirar durante 1 minuto y en silencio a todos los que se sentaban frente a ella… hasta que de pronto el que se sienta es el mismo Ulay. Sí, 23 abriles a posteriori, sin saberlo, el gran simpatía de su vida la mira fijamente durante 60 segundos.

¿El resultado? Mírenlo con vuestros propios fanales…

Comenta via Facebook, tus seguidores lo verán!

Gracias por compartir!