Volcán despierta tras 20 años

El pueblo tico amaneció estremecido ya que uno de los colosos más grandes de Costa Rica tuvo un abrupto despertar, se trata del Volcán Turrialba el cual se encuentra en la zona oriental del país, todo transcurría de manera habitual mientras la noche estaba fría y con ese silencio que invaden los alrededores del volcán según cuentan algunos testigos pero era solo cosa de tiempo para que esta paz se terminara y todo comenzó a eso de las 10 de la noche cuando se comenzaron a sentir pequeños sismos en la falda del volcán seguido de una erupción que alarmo al país entero ya que era la erupción más importante del volcán desde que tuvo una en 1996.

El país se encuentra en un estado de alerta máxima ya que se han venido registrando varis explosiones de alto nivel y como todos sabemos cuándo un volcán comienza a tener este tipo de actividades es solo cosa de tiempo para que una erupción más fuerte se haga presente, además de los estragos que pueda ocasionar en la salud de las personas por las cenizas que se esparcen por grandes áreas y el olor que invade con mucho azufre hay otros tipos de repercusiones que puede tener y este es el caso ya que más de 50 vuelos internacionales han sido cancelados.

La altura del volcán es de más de 3000 metros por lo que podemos hacernos una idea del gran impacto que tendría una explosión de semejantes magnitudes la ceniza que emana del volcán alcanza alturas de más de 100 metros lo que sumado a la altura total del volcán hablaríamos de casi 3500 metros lo que tiene muchos efectos negativos ya que por el viento esta gran cantidad de ceniza ha sido arrastrada hasta el área metropolitana lo que repercute en algunas enfermedades pulmonares y las calles muy sucias.

Los encargados de estudiar la actividad de estos volcanes se han pronunciado y se tiene una alerta completa ya que como reiteramos una explosión más grande podría hacerse presente en cualquier momento por lo que la recomendación nacional por parte de los organismos gubernamentales y ambientales es que se evacue toda la zona y que toda la población siga las instrucciones y estén atentos a los estudios que se realicen para estar prevenidos.

Sin lugar a dudas esta es una de las acciones más peligrosas que la madre naturaleza podría efectuar por lo que hay que tomar todas las medidas de seguridad posible, el volcán Turrialba es uno de los más grandes de Costa Rica y está ubicado contiguo al Volcán Irazú el que también lleva algún tiempo dormido pero no sería nada raro que despertara al llamado de su hermano.

Cabe señalar que la última vez que despertó el Irazú fue en 1963 y estuvo arrojando cenizas por más de un año lo que tuve grandes consecuencias en la economía del país y esta es una de las razones por las que el gobierno está tomando cartas en el asunto.