El Saltamontes rosa, la especie que no puede esconderse de su depredador