Niʻihau, la Isla Prohibida de Hawai

Niʻihau, la Isla Prohibida de Hawai

No todos los lugares alrededor del mundo se pueden visitar por más dinero que tengamos para el pasaje y los viáticos requeridos. Un ejemplo cercano es Niʻihau, la llamada Isla Prohibida de Hawai hasta la fecha por más años que hayan pasado continua su estado congelado en donde no se han hecho cambios que evolucionen las condiciones de vida de las personas residentes.

Niʻihau, la Isla Prohibida de Hawai no es una isla donde no viven personas

No estamos ante un caso restringido en donde no haya pobladores nativos de la zona y mucho menos se encuentra un lugar solitario, al contrario pese a todas las inclemencias han preservado lo mejor del pasado hawaiano en un místico lugar reservado. Como observamos a Niʻihau es el resultado de una acción de compra entre una viuda escocesa Elizabeth Sinclair y el rey Kamehameha V en 1864.

Niʻihau ocupa el puesto número 7 entre las islas más habitadas de la región a la que pertenecen, todavía en 1810 era propiedad del Reino de Hawái, una época en la que la monarquía se hacía notar en grandes proporciones con herencia de los británicos, nombrándose reyes consecuentemente en el transcurso.

En esa época Elizabeth Sinclar compra por 10 000 dólares la Isla Prohibida de Hawai que en ese entonces aun no era reconocida como tal. El reinado de Kamehameha recibió la paga de la propiedad en oro, desde ese instante la llamada isla paso a ser propiedad privada hasta actualmente, pero con la condición que se mantenga las tradiciones heredadas del pasado, hecho que fue aceptado.

Los inicios de la Isla Prohibida de Hawai

Desde 1915, Aubrey Robinson, el nieto de la viuda escosa prohibió que vinieran nuevas visitas a Niʻihau, ni los familiares de los nativos se salvaban de las leyes nuevas que se ponían en vigor. La única manera es que tenían que solicitar un permiso si querían entrar a la Isla Prohibida de Hawai. De esa forma de desconecto el mundo exterior con lo que sucedía con la isla viviendo en un estado en el que se podría decir congelado donde los años no importan nada, dejando por encima las tradiciones.

La Isla Prohibida de Hawai es vigilada por Estados Unidos

Los pobladores tienen un seguro por si algo sucede, no están solos a la deriva, un paso que lo demuestra es que la marina de Estados Unidos se encuentra cerca para corroborar que el tratado entre la viuda escocesa y el rey de kamehameha se respete en condiciones.