Por qué la migraña afecta más a las mujeres que a los hombres

¿Por qué la migraña afecta más a las mujeres que a los hombres?

Migraña un problema casi diario conocido por nosotras, a lo mejor te estas acostumbrando por tantas ocasiones que nos sucede, pero a todo esto ¿Conoces las razones del por qué la migraña nos afecta más a quienes somos mujeres? ¿Es injusto que la vida nos haya puesto esta cruz? Pues déjame decirte que hay una razón científica detrás de todo esto, y eso lo veremos en el presente artículo en el que explicaremos los motivos por el que somos tan afectadas a diferencia del sexo masculino que lo padece en menor medida.

Diversos estudios en América y en Europa sostienen que el número de mujeres que sufre de migraña a lo ancho del planeta triplica el número de hombres que lo sufren. Una realidad que se puede comprobar a raíz de las diferentes evaluaciones hechas en los años pasados tanto en hombres como en mujeres.

De acuerdo a la revista Brain en una nota que publicaron afirman que las mujeres que sufren de migraña aumentan en grosor en dos partes del cerebro que peculiarmente no aparecen en los hombres ni tampoco en las personas libres de mal.

El aumento de volumen sucede en la corteza insular posterior, parte del cerebro al que se le asocia el control del dolor. La otra parte ocurre en el precúneo, área en la que se supone sucede la migraña, pero no se descarta que sea parte central del cerebro en donde duerme nuestra conciencia.

¿Cómo los científicos llegaron a la conclusión de que las mujeres sufren más migraña que los hombres? En el estudio que realizaron pusieron a prueba un grupo de hombres y mujeres con migraña que estuvieron dispuestos a someterse al análisis. Durante el transcurso de la evaluación tuvieron que tocar un café caliente.

La migraña en el caso de las mujeres aumentaba en volumen de modo que el dolor se transmitía. Además, se descubrió que las partes del organismo en las mujeres que reaccionaban al dolor eran en mayor parte los relacionados a las emociones. Eventualmente los análisis realizados apoyan la teoría de que las mujeres son más propensas a sufrir de depresión y ansiedad que los hombres.