Un cementerio lleno de humor y colores